Cómo dormir bien en verano por la noche cuando hace calor

Dormir bien en verano es toda una odisea. Cuando hace calor, las noches tórridas se convierten en un inesperado enemigo para conciliar el sueño. 

En zonas como la Costa del Sol, si bien es verdad que las noches de calor suelen ser menos frecuentes, sigue haciendo mucho calor. La humedad y las altas temperaturas diurnas, así como el temido terral, están siempre presentes. 

Por eso mismo, dormir bien en verano puede ser difícil, y más para quienes no soportan demasiado bien el calor por la noche. Por eso mismo, en Abetos Decoración queremos ayudarte con estos 5 + 1 consejos para conciliar el sueño en verano con poco esfuerzo.

Los 5+1 consejos para dormir bien en verano por la noche

Las noches de verano tienen sus partes buenas si somos muy de salir por ahí. Lo malo viene cuando decidimos dormir temprano y todavía hay luz o hace demasiado calor. Por eso, te vamos a dar unos cuantos consejos para coger el sueño cuanto antes. ¡Allá vamos!

1. Ten una habitación ventilada y refrescada

A lo largo del día, dependiendo de la orientación de tu casa, esta puede calentarse más de la cuenta. Por eso mismo, es fundamental que tengas la casa bien ventilada para que entre corriente y se refresque. Por lo general, los materiales de construcción conservan muy bien el calor, así que tendrás las paredes ardiendo durante un buen rato. 

Otro truco puede ser activar el aire acondicionado (si lo hay) una hora antes de irnos a la cama. Así, conseguirás que la habitación esté un poco más fresca.

2. Cena ligero y bebe agua

La cena ligera tiene que ser el must del verano. 

Con ella, además de cuidar nuestro cuerpo, damos pie a un sueño más confortable. Pescados, ensaladas… hay mil cosas que podemos tomar. 

Respecto al agua, lo mejor es tomarla pero no es abundancia. ¿El motivo? Reducir la posibilidad de tener que levantarnos para ir al baño. Así, será más fácil dormir del tirón. 

3. Haz ejercicio por la mañana

El ejercicio matutino permite que a nivel funcional el cuerpo “necesite” dormir de noche. Es la típica sensación de sentirte cansado e irte pronto a la cama.

¿Por qué no hacerlo antes de dormir? Sencillo. Si recurrimos a ello, lo que provocamos es que nos veamos como un búho de despiertos

4. Fija una rutina

Aunque el verano siempre nos facilita la vida de cara a tener horarios más laxos, es fundamental guardar una rutina diaria. 

Así, nuestro cuerpo se acostumbrará a tener las horas de sueño bastante marcadas y no sufriremos de alteraciones en el mismo. 

5. Ten lejos a los bichos

Moscas y mosquitos suelen ser terribles compañeros de cama. Por eso mismo, te recomendamos encarecidamente que cuentes con una mosquitera en la habitación, o alguna herramienta para ahuyentarlos. 

Bien sea un aparato electrónico, un spray o un remedio natural, alejar a estos molestos insectos te permitirá dormir mejor en verano. 

6. Cuenta con el mobiliario adecuado

Poco se piensa en esto: es importante tener una cama, almohadas y ropa de cama adaptadas a las condiciones de tu vivienda. 

Contra el frío hay soluciones más que obvias: poner más mantas encima. Contra el calor, está más complicado. 

Hay modelos de colchón y de almohadas adaptadas para climas cálidos o para gente calurosa. Así, si recurrimos a estos colchones y demás elementos de descanso, podremos tener un verano mucho más llevadero. 

En Abetos Decoración contamos con una amplia gama de productos para vestir tu hogar. Si tiene alguna duda, no dude en ponerse en contacto con nosotros, le atenderemos gustosamente.