Cómo mejorar el descanso infantil durante una ola de calor

Las olas de calor, el terral malagueño o las altas temperaturas en sí son fatales para conciliar el sueño. En poblaciones vulnerables (los niños y nuestros mayores) estas olas de calor se vuelven especialmente molestas y dañinas.

El descanso infantil debería estar garantizado siempre, incluso cuando haya una ola de calor. No en vano, es con el sueño con lo que un niño se desarrolla correctamente, y un déficit del mismo puede llevar a un desarrollo con ciertas deficiencias, tanto a nivel físico, como cognitivo.

Densanso infantil en ola de calor: cómo conseguirlo

Seguramente, tus peques se encuentren especialmente acalorados en estas fechas. Su ritmo de vida más activo motiva a que suelan tener más calor y estén más inquietos por la noche.

El que no tengan que ir al cole y, por tanto, se permitan trasnochar, tampoco motiva a que se encuentren lo suficientemente cansados como para no irse a dormir y pegar ojo pronto.

¡Mucho ojo! Durante una ola de calor hay que prestar especial atención a cómo será el día de tus peques. Algunas claves:

  • Haz que lleven ropa ligera, con colores claros y tejidos naturales. Para dormir, qué mejor que unas sábanas ligeritas y, cuanto más frescos vayan, mejor.
  • Mantener la hidratación es muy importante. Helados, refrescos, etc. están muy ricos, pero no hidratan (de hecho, causan el efecto contrario). Lo mejor: frutas de temporada y verduras, así como agua en abundancia.
  • Todos, persianas y cortinas bajados. 
  • Si vais a estar en casa, mejor realizar actividades que no requieran de demasiado esfuerzo físico. Jugar a la consola o a juegos de mesa, leer, pintar, etc. son actividades que a cualquier niño le encantará y no estará expuesto a un golpe de calor.
  • La tarde-noche es la hora ideal para salir a jugar. Ya vayan acompañados o tengan edad para ir solos, un rato de ejercicio físico les hará caer rendidos a primera de cambio.
  • Una ducha de agua templada antes de ir a la cama puede ser una buena solución para conciliar el sueño pronto. Si usamos agua muy fría, lo más fácil es que acabemos sudando.

Como ves, en el descanso infantil juegan bastantes factores a la hora de sufrir una ola de calor. Ten en cuenta que dormir un número adecuado de horas permite que los más pequeños puedan tener un crecimiento y desarrollo correctos.

Factores determinantes en el descanso de los niños

Para que los niños duerman bien, hemos extraido unos cuantos tips esenciales:

  • Garantizar una buena postura: Ya sea al estudiar, andar, correr o dormir, la postura al hacer cualquiera de estas cosas influye en las demás. En consecuencia, tu peque tendrá más o menos facilidades.
  • El peso: ¿Sabías que los niños con trastornos de sueño tienen más posibilidad de tener sobrepeso? Se trata de una curiosa relación que debemos tener en cuenta, según las Revista Médica Británica.
  • Las horas de descanso: Los niños tienen que dormir mucho más que los adultos. Su desarrollo hace que necesiten más horas de sueño para retener conocimientos y garantizar un correcto crecimiento físico. Y más en verano… ¡no le digas a tu pequeño/a que duerme más de la cuenta!
  • La almohada y el colchón: Por supuesto, nos dejamos para el final uno de los elementos más importantes a la hora de garantizar el correcto descanso infantil. Una buena almohada y un colchón adecuado a sus características y fisiología facilitará el sueño infantil.

En Abetos Decoración contamos con una amplia gama de productos para vestir tu hogar. Si tiene alguna duda, no dude en ponerse en contacto con nosotros, le atenderemos gustosamente.