616 989 871 | 952 197 656

Mejores colchones para personas con alergias

Las alergias son una de las enfermedades más comunes en todo el mundo, y pueden ser causadas por una variedad de factores, incluyendo el polvo, el polen, los ácaros del polvo y otros alérgenos comunes. Si sufres de alergias, sabes lo difícil que puede ser encontrar un colchón adecuado que no empeore tus síntomas. En este artículo, hablaremos sobre los colchones para alergias y cómo elegir el mejor para ti.

¿Qué son los colchones para alergias?

Los colchones para alergias están diseñados para reducir la cantidad de alérgenos que se encuentran en tu cama, lo que puede ayudar a aliviar los síntomas de alergia. Estos colchones están hechos de materiales hipoalergénicos que son menos propensos a acumular ácaros del polvo, polen y otros alérgenos.

Tipos de colchones para alergias

  1. Colchones de látex: Los colchones de látex son ideales para personas con alergias porque no suelen acumular polvo ni alérgenos. Además, son duraderos y ofrecen un buen soporte para el cuerpo.
  2. Colchones de espuma con memoria: Los colchones de espuma con memoria son otra buena opción para las personas con alergias. Estos colchones están hechos de materiales que no acumulan polvo ni alérgenos, y también son cómodos y de apoyo.

¿Cuál es el peor colchón para los alérgicos?

  1. Colchones de muelles: Este típo cláramente es el perdedor, debido a que la cavidad interna de este tipo de colchones tiende a crear una incubadora para los ácaros del polvo y allí se acumulan sus heces y las células muertas de la piel de los ácaros del polvo.
  2. Colchones de fibra: Generalmente los acolchados naturales son de: Lana, algodón, bambú y cachemira. Aunque también existen de: Crin de camello, cáñamo, coco, lino, seda…  Las fibras se combinan en distintas capas o mezclarse en una sola. Habitualmente suelen colocarse fibras más suaves y envolventes en una cara (lana y bambú) y en la otra, fibras más frescas (algodón, bambú y lino) y firmes. De este modo disfrutaremos de dos sensaciones distintas, la primera más adecuada para otoño-invierno y la segunda para primavera-verano. Estos comparten el mismo motivo que los anteriores.
  3. Colchones sintéticos: Aunque los colchones sintéticos pueden ser hipoalergénicos, algunos pueden contener productos químicos que pueden desencadenar alergias. Asegúrate de buscar un colchón con certificaciones de seguridad.

¿Qué debes buscar en un colchón para alergias?

Cuando estés buscando un colchón para alergias, hay varias cosas que debes considerar:

  1. Material: Busca un colchón hecho de materiales hipoalergénicos, como látex o espuma con memoria.
  2. Certificaciones: Asegúrate de que el colchón tenga certificaciones como CertiPUR-US o Oeko-Tex Standard 100, que garantizan que el colchón no contiene productos químicos dañinos.
  3. Funda de colchón: Considera una funda de colchón hipoalergénica para reducir aún más la cantidad de alérgenos en tu cama.
  4. Mantenimiento: Lava regularmente las sábanas, fundas de almohada y funda de colchón para eliminar los alérgenos.

Preguntas frecuentes sobre los colchones para alergias

  1. ¿Los colchones para alergias realmente funcionan?

Sí, los colchones para alergias pueden ayudar a reducir la cantidad de alérgenos en tu cama, lo que puede aliviar los síntomas de alergia.

  1. ¿Cuánto tiempo duran los colchones para alergias?

La duración de los colchones para alergias depende del tipo de colchón y de cómo se cuiden. Los colchones de látex y espuma con memoria suelen durar más que los colchones de muelles.

  1. ¿Necesito una funda de colchón hipoalergénica si tengo un colchón para alergias?

Aunque los colchones para alergias están diseñados para reducir los alérgenos, una funda de colchón hipoalergénica puede ayudar a reducir aún más la cantidad de alérgenos en tu cama.

Recomendaciones para tratar los colchones para alérgicos

Para finalizar, os vamos a dar un par de consejos que os pueden venir muy bien para prevenir alergias.

  1. Pasar la aspiradora al menos una vez al mes por la superficie del colchón. Así evitaremos que se puedan acumular cualquier tipo de sustancia que pueda provocar alergias en la superficie de la cama.
  2. Ventilar el colchón frecuentemente. Para ello, lo mejor es abrir la ventana de la habitación durante 15 minutos al día en invierno y 30 minutos en verano es suficiente como rutina de mantenimiento. Con esto lograremos evitar las humedades.

Aquí os dejamos un vídeo con algún consejo más:

Conclusión

En resumen, si sufres de alergias, es importante elegir un colchón adecuado para ti. Los colchones para alergias están diseñados para reducir la cantidad de alérgenos en tu cama, lo que puede aliviar los síntomas de alergia. Busca un colchón hecho de materiales hipoalergénicos, como látex o espuma con memoria, y asegúrate de que tenga certificaciones de seguridad. Además, considera una funda de colchón hipoalergénica y asegúrate de lavar regularmente las sábanas y las fundas para eliminar los alérgenos. Esperamos que este artículo te haya sido útil para encontrar el colchón adecuado para tus necesidades.

¡Descanses bien! ¡Hasta pronto!

¿QUIERE SABER MÁS?
ECHE UN VISTAZO A NUESTRA SELECCIón de colchones

¿DUDA CON EL PEDIDO?¡LLÁMENOS! ESTAMOS DISPONIBLES 24/7

Artículos destacados

Como cortar un colchon de muelles
Abetosdecoracion

Cómo Cortar Un Colchón De Muelles

Si tienes un colchón de muelles en casa del que no quieres deshacerte, sino buscar alternativas para seguir usándolo, probablemente se te ha ocurrido la

MÁS >>